Sucralfato, el “MacGyver” de la cicatrización

El sucralfato es un activo bastante atípico, se trata de un derivado alumínico de la sacarosa, que ayuda a combatir ulceras de la mucosa digestiva, por así decirlo “sella” las úlceras y las protege de nuestros ácidos digestivos. En la ficha técnica de Acofarma tenéis más información.

Hasta hace algunos años disponíamos de Urbal, que ya pasó a la historia, y posteriormente fue dispensado a través de los servicios de medicamentos extranjeros.

Los sanitarios y especialmente los pacientes hemos padecido esta falta, que eventualmente el Ministerio de Sanidad palió mediante el sistema de urgencia de suministro por el “Servicio de Medicamentos Extranjeros”, que desde hace unos meses tampoco lo sirve.

En la actualidad (2017) la formulación es la mejor (y puede que la única) forma de conseguir un tratamiento con sucralfato para un paciente en un tiempo razonable.

¿Sucralfato y MacGyver?

Este compuesto químico se trata de un derivado alumínico de la sacarosa, con propiedades antiulcerosas y protectoras de la mucosa digestiva, que la protege de sus propios jugos gástricos, a la vez que ofrece un leve efecto antiácido.

Es casi tan versátil como MacGyver, se emplea para numerosas patologías como la úlcera péptica y duodenal, la profilaxis de la úlcera por estrés, etc. Pero lo curioso es que también tiene una gran actividad reparadora de la mucosa bucal (por ello se puede recomendar en colutorio), la estomatitis aftosa recurrente, y las úlceras bucales provocadas por radio y quimioterapia.

También se emplea por vía tópica para las úlceras cutáneas hemorrágicas con buenos resultados, algo que han aprovechado los laboratorios cosméticos incluyendo este activo en numerosas formulaciones cicatrizantes para pieles agredidas. Un gran ejemplo es el Cicalfate, de Laboratorios Avène.

Ojo a las interacciones, es MacGyver no una hermana de la caridad…

El sucralfato, al formar esa película en la mucosa del estomago, interfiere en la absorción de numerosos principios activos administrados por vía oral.

Como regla general, se recomienda distanciar las tomas al menos 2 horas de la administración de otros medicamentos. Y ante la duda, consultar con el médico o el farmacéutico.

Algunos fármacos con los que se han descrito interacciones relevantes son: amitriptilina, antiácidos, antihistaminicos H2 (famotidina, ranitidina, etc), digoxina, epoetina (por interferir en la síntesis de hemoglobina), fenitoína, inhibidores de la bomba de protones (omeprazol y compañia), ketoconazol (hoy en día su uso vía oral está muy restringido), levotiroxina (eutirox), quinidina, quinolonas (ciprofloxacino, norfloxacino, ofloxacino), sulpirida (otro medicamento con habituales problemas de suministro), teofilina, warfarina (anticoagulantes tipo Sintrom)

¿Como se puede formular el sucralfato?

La formulación magistral permite sacar todo el potencial de nuestro particular “MacGyver”, ya que podemos emplearlo por via oral, rectal, tópica, etc.

Algunos ejemplos pueden ser:

“Sucralfato 500 mg 10-100 cápsulas”

“Sucralfato 500 mg (hasta 50 sobres/receta)”

“Sucralfato 10% suspensión”

“Sucralfato 10% enema 20 ml”

“Sucralfato 4% enjuague bucal”

Estas fórmulas están financiadas por la Seguridad Social (creo que en la mayoría de las Comunidades Autónomas).

NOTA: El medicamento industrial Urbal sobres se presentaba en sobres de suspensión, en los que contenía 5ml de suspensión de sucralfato. En el laboratorio de formulación se puede elaborar como una suspensión envasada en frasco topacio cristal o PET, y acompañarla de una jeringa para que el paciente tome la dosis necesaria. Esta forma de elaborar la fórmula es mucho más sencilla y económica para el paciente.

¿Donde y como puede el paciente conseguir una fórmula con sucralfato?

Las farmacias y los servicios de farmacia hospitalaria están autorizados y obligados a la dispensación (y en algunos casos también a la elaboración) de formulas magistrales y preparados oficinales.

Es decir, el paciente puede acudir con una receta médica acorde a su farmacia habitual, sea o no elaboradora de formulas magistrales y allí le pueden dispensar el medicamento (lo hayan elaborado allí o se lo haya elaborado otra farmacia mediante un contrato legal de formulación a terceros).  Para más información se consultar con la Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas

También os dejo un archivo con una breve carta para el médico explicando la situación y las posibilidades que ofrece la formulación magistral. Enlace

¿Has tenido problemas para conseguir un tratamiento con sucralfato (Urbal)? ¿Conoces alguna otra formulación con sucralfato?

Luis Jiménez Labaig

Farmacéutico formulista

Asesor Científico Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas (AEFF)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *